Coaching Superador

Roser Parejo
Psicóloga Coach

La confianza permite alcanzar nuestros objetivos.

Coaching Superador - La confianza permite alcanzar nuestros objetivos.
JUN
2017

El cambio de perspectiva

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

“No es lo mismo hablar que decir cosas”. Anónimo

A veces, por no decir, la mayoría de las veces, pensamos que a nuestro interlocutor le interesa todo lo que decimos y sabemos.

Sé que es decepcionante, pero sólo le interesan algunas cosas. Por ejemplo, verás que en el siguiente dibujo hay muchas piezas. A nuestro interlocutor le interesa solamente una combinación de varias de las piezas. Es decir, la combinación que se adecúa a sus necesidades. El resto es simple ruido.

¡Ponte a prueba! del tu “portfolio” de sabiduría e infomación a tu interlocutor sólo le interesan aquellas piezas con las que pueda formar una estrella de cinco puntas perfecta

¿La puedes encontar? Es lo único que le interesa a tu interlocutor.

cuadro_estrella_1

Estamos seguros de que las has encontrado. Pero si no es así, te muestro la imagen de nuevo con la  Estrella perfecta remarcada: Haz clic aquí para ver la SOLUCIÓN

Súbenos tu comentario y dinos qué estrategia has seguido para encontrar la estrella.

MAY
2017

¿Cómo mentir diciendo algo de verdad?

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

pinocho_okEl lenguaje es el vestido del pensamiento. Y alguno lo lleva bastante sucio.

Cuando alguien nos quiere dar un mensaje que considera que no nos gustará lo habitual es que utilice el lenguaje de una determinada manera. O sea, algo parecido a “mentir diciendo parte de verdad”. No es un asunto menor, la mayoría de las veces funciona y, en las que no, no te cabe más remedio que fastidiarte. Ahí van algunas formas de las más utilizadas:

  1.   Actualización de precios (subida de precios)
  2. Amortización de puesto de trabajo (despido)
  3. Cese de negocio (ruina)
  4. Conflicto laboral severo (huelga general)
  5. Contabilidad indebida (fraude)
  6. Desaconsejar (prohibir)
  7. Desviar fondos (desfalco)
  8. Expediente de regulación de empleo (despido masivo)
  9. Faltar a la verdad (mentir)
  10. Flexibilización de la plantilla laboral (despido de varios trabajadores)
  11. Flexibilizar el mercado de trabajo (abaratar los despidos)
  12. Empleados veteranos (viejos)
  13. Reajuste de precios (subida de precios)
  14. Empleados con sobrepeso (gordos)
  15. Tráfico de influencias (soborno)

Si te interesa, sigue leyendo…

ABR
2017

Cómo ser correcto y no caer en la banalidad

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

p_correcto“Tengo el presentimiento de que lo políticamente correcto nos obliga a mentir en vez de decir lo que pensamos” Hal Holbrook

Me gusta esa manera de hablar y conducirse que tiene por propósito promover la igualdad y no excluir a nadie por su condición racial, cultural, religiosa, ideológica, de género u orientación sexual.

Si a esa manera de hablar se denomina “políticamente correcta”, estoy de acuerdo con ella. Si se aleja y nos obliga a mentir o a alambicar una realidad, me encuentro bastante alejado de ella.

Con ánimo de proporcionar algunas pautas para mejorar en este ámbito, sugiero:

  1. Identificar los prejuicios, conscientes o inconscientes, que puedas tener. Ser consciente de ellos te ayudará modificar tu lenguaje y comportamiento con otras personas.
  2. Definir los diferentestipos de prejuicios puedas tener hacía otros. Participa en diversas interculturales y practica el aprendizaje interactivo con los demás.
  3. Suprimir expresiones que arraigan en la discriminación. Términos tales como “cuento chino”, “trabajar como un negro” y “regatear como un gitano” (negociar) tienen sus raíces en una determinada prepotencia cultural cuando no en una prepotencia cultural.
  4. Evitar las denominaciones excluyentes de género que reflejen sexismo. Usar expresiones como “cosas de mujeres”, “chicas de recepción” por recepcionistas, “chicos de almacén” por operarios implican una calidad cuasi infantil de los referidos.
  5. Eliminar términos explícitamente religiosos ya que, a priori, no sabes cuál es la religión de tu interlocutor o si tan siquiera la tiene. Existen muchas religiones diferentes y todas ellas tienen formas concretas de denominar a las cosas. Se cauto.
  6. Huir de expresiones que devalúen a personas con diferentes capacidades físicas o mentales. Evita los términos coloquiales para referirte a esos grupos específicos.
  7. Practicar un lenguaje neutro y bienintencionado. A utilizar el lenguaje se aprende. Cuanto más practiques, más sencillo menos probable será que ofendas a alguien.
  8. Usar un lenguaje que no excluya a ninguna persona. Nadie debe sentirse discriminado, devaluado o excluido. Dirígete a todos con términos incluyentes. Eso sí, evita caer en redundancias o barroquismos del lenguaje.
  9. Respetar los términos que las personas o grupos utilizan para llamarse a sí mismos. Todos tienen derecho a elegir la palabra que mejor describa su identidad bien sea de raza, sexo, genero u otra identidad.
  10. Abrirse. Acepta que cualquier persona pueda rechazar el lenguaje que considere ofensivo. Usa el término que haya escogido para sí mismo. No te pongas a la defensiva.

Si te interesa, sigue leyendo…

MAR
2017

Perseverar no es lo mismo que ser pesado

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

perseverancia

Seguro que más de una vez te ha tocado aguantar a algún plasta de aquellos que confunden la persistencia con la pesadez.

Sabes que son inofensivos, pero un poquito molestos. No les guardes rencor, simplemente están un poco confundidos.

Para evitar ser pesado, pero si persistente, he preparado algunas sugerencias para ello. Ahí van:

  1. Proyecta tus deseos y transfórmalos en metas. Si te imaginas consiguiéndolas te servirán de norte en tu camino hacia ellas.
  2. Establece prioridades. No todas las metas tendrán la misma importancia. Además, si quieres alcanzarlas todas a la vez, probablemente no conseguirás ninguna.
  3. Desglosa tus metas en objetivos. Recuerda que estos han de referirse a resultados a conseguir en un periodo de tiempo concreto con los recursos de los que dispones o puedes conseguir.
  4. Identifica las acciones que te van a ayudar a conseguir cada uno de los objetivos que te has propuesto. Las acciones no son un fin en sí mismo, pero son el medio adecuado para lograr los objetivos que te has propuesto.
  5. Ejecuta aquellas acciones más complejas en tus momentos de máxima energía vital e intenta que en esos momentos no tengas ninguna persona o instrumento (móvil, email, etc.) que te distraiga.
  6. Revisa que has ejecutado todo aquello que te habías propuesto. Si no eres responsable con tu agenda, difícilmente creerás en ella. Si te has sobrecargado de trabajo, no seas tan ambicioso y ajústala a tus posibilidades.
  7. Júntate con personas proactivas y motivadas. Haz planes con ellas y comparte tus experiencias. Seguro que podrás establecer sinergias beneficiosas para todos.
  8. Evita a esas personas que “les dejas un día soleado y te lo nublan”. No se hacen ningún favor a ellos mismos y, por supuesto, menos a ti.
  9. Establece indicadores para tenerlos como referencia y poder comprobar el progreso que estás realizando. La simple comprobación de este progreso te dará fuerzas para continuar.
  10. Permítete pequeños horizontes de placer como recompensa por los logros que vas alcanzando. Te servirán como reconocimiento y recompensa por el esfuerzo realizado.

Si te interesa, sigue leyendo…

MAR
2017

Las expresiones desafortunadas en el trabajo

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

expresiones_des

Tan difícil es motivar como fácil es desmotivar. Proverbio

En el trabajo la comunicación es fundamental, pero es clave la que se producen entre el jefe y sus colaboradores. Al fin y al cabo, somos seres conversacionales y, a través de esas conversaciones, nos construimos y adquirimos sentido y significado.

Hablar es fácil, conversar no tanto. Dialogar exige mayores esfuerzos. No es mi propósito abordar aquí las pautas para construir un buen diálogo, pero sí identificar aquellas expresiones que ya lo matan desde su inicio. A saber:

  1. “Aquí siempre lo hemos hecho de esta manera” 

La actitud/advertencia que hay detrás de tal expresión es poco invitadora. Si a alguien se le había ocurrido proponer mejores soluciones, podemos olvidando de ello.

  1. “No está mal, pero ¿Es esto lo mejor que puedes hacer?”

Colocas al colaborador en el nivel bajo de la eficiencia. Pero lo que le termina de  rematar es esa especie de pregunta capciosa que le cuestiona sus posibilidades de superación.

  1. “Aquí no te pagan para pensar. Hazlo como yo te digo”

Cuando una persona no sabe por qué ha de hacer algo y el para qué servirá es  difícil que encuentre sentido a lo que hace y menos, “qué pinta él allí haciéndolo”.

  1. “Estate disponible en el móvil este fin de semana. Seguro sale alguna urgencia”

Invadir su tiempo privado no es la mejor forma de congraciarse con él. Además, tiene ese tufo que da cuando uno siente que le invaden su descanso y privacidad.

  1. “La persona que estaba antes que tú “bordaba” estos”

Puedes pensar que es una frase invitadora a la autosuperación, pero lo más probable es que añadas una presión innecesaria y un estrés innecesario.

  1. “Ahora estoy muy ocupado. No tengo tiempo para esto”

Seguro que trabajo es lo que te sobra y tiempo lo que te falta. Pero no olvides que esa consulta que quiere hacerte tu colaborador tiene sentido en ese momento.

  1. “Tal como está la cosa, tienes suerte de estar donde estás”

Tener empleo es la clave. No lo vamos a discutir, pero sí que es discutible que tal comentario incentive al colaborador y mejore su vinculación con la empresa.

  1. “¡Pero qué tontería! ¿Cómo se te ocurre proponer eso?”

Calificar negativamente una opinión o propuesta de otro es poco conveniente. Primero, porque podemos equivocarnos. Segundo, porque desincentivamos a la otra persona.

  1. “Esto es una chapuza. No hay manera de que hagas algo bien hecho”

Con esta doble descalificación, es bastante dudoso que un colaborador siquiera se atreve a intentar algo la próxima vez.

  1. “Es que en este departamento no hay nadie con sentido común”

Atribuirte su monopolio y excluir a los demás de él probablemente como frase tenga su fuerza, pero seguro que no te ayudará a mejorar el liderazgo de tu equipo.

 

FEB
2017

Simpatía o empatía ¿Qué es lo que nos piden los demás?

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

empatizarCamina con mis zapatos. Proverbio indio

Muchas, tal vez demasiadas, los demás nos solicitan que entendamos su estado emocional, nos piden que comprendamos su comportamiento. Hasta ahí, podríamos convenir que es lo adecuado. Lo que tal vez no lo sea tanto es que nos exijan que obligatoriamente estemos de acuerdo con ellas.

Por favor, date la oportunidad de decidir por ti mismo con lo que estás de acuerdo y con aquello que no lo estás tanto. Mientras piensas en ello, aquí te dejo unas pautas para mejorar tu empatía:

  1. Practicar la escucha es lo más eficaz para demostrar empatía por otras personas. La escucha activa consiste en escuchar deliberadamente. Se trata de asimilar lo que la otra persona dice.
  2. Abrirse emocionalmente es algo valiente. Ayuda a profundizar la conexión con la persona que quieres empatizar. Si te interesa, sigue leyendo…
ENE
2017

Reactiva o proactiva ¿Que cara pone tu jefe?

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

jefeEl otro día al fin pude hablar con mi jefe. Lo intentaba desde hace días, pero no sé si elegí el mejor momento para ello. Después de un saludo cortés por su parte, me dijo ¡Qué! ¿Cómo está por ahí la cosa?

A partir de ese momento necesitábamos abordar diversos temas. La clave estaba en “la cara que pusiéramos en su abordaje”. En situaciones similares ¿Cuál es la que pone tu jefe?. ¿Y tú?

  1. Tenemos muchos problemas versus tenemos muchas oportunidades Si te interesa, sigue leyendo…
OCT
2016

¿Y si hicieras algo diferente?

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

diferente

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein. Científico

¿Están tus colaboradores preparados para producir resultados diferentes?, ¿o necesitas prepararlos?. Si tuvieras claro que has de prepararlos  ¿la formación es la solución?

Con los tiempos que corren es un reto para los responsables de RR.HH. convencer a sus colegas en la organización de que la solución pasa por tener equipos más competentes, pero que esto, siendo una inversión, tiene un coste inicial.

Si hablamos de ellos con nuestro colegas hemos tener en cuenta que,  hablar con los gerentes es hablar de resultados, hablar con los financieros es hablar de dinero y hablar con los técnicos es hablar de utilidades. Además, los resultados que les proponemos se sitúan en un futuro ¿incierto? y el desembolso del dinero que les pedimos se sitúa en un presente cierto. Si te interesa, sigue leyendo…

OCT
2016

¿Eres víctima de tus creencias?

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

paradigma

Si quieres cambios pequeños, trabaja en tu conducta; si quieres cambios significativos, trabaja sobre tus paradigmas. - Stephen R. Covey

¿Te has preguntado alguna vez por qué nos cuesta tanto dar respuestas eficientes ante los retos que el futuro nos depara? Seguro que sí y probablemente habrás pensado que la inteligencia tiene mucho que ver con ello. Tal vez ésta sea muy necesaria.

Pero ¿conoces a personas inteligentes que están atrapadas en las mismas dificultades que tú?. Probablemente también.

¿Te sientes ahora más tranquilo por aquello de que “mal de muchos, consuelo de……”? Quizás un poquito.

Pero ¿por qué esas dificultades si nuestra actitud es muy proactiva hacia el cambio?.

Tal vez en todo ello tengan mucho que ver nuestros paradigmas. Es decir, que seamos prisioneros de aquellos que son limitantes. Si te interesa, sigue leyendo…

SEP
2016

Pensar es bueno, pero…sitúate

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

Si tienes un pensamiento positivo, te vuelves positivo. Proverbio

Cuando un alumno de grado, o incluso posgrado, te dice que va a tener una entrevista de trabajo, le felicitas por ello. Pero lo que realmente desea es que le asesores en esas preguntas de respuesta complicada que son el reto de toda entrevista. Si fallas en ellas, te la juegas. Tener un lapsus en las respuestas es fatal para el entrevistado.

He recopilado aquí algunas de las preguntas más frecuentes y también algunas de las respuestas más “simpáticas” a evitar. No obstante, como en mi ánimo está ayudar propongo una alternativa, no tan simpática, pero con mayores garantías para continuar en el proceso de selección. Si te interesa, sigue leyendo…