Coaching Superador

Roser Parejo
Psicóloga Coach

La confianza permite alcanzar nuestros objetivos.

Coaching Superador - La confianza permite alcanzar nuestros objetivos.
MAR
2016

El jefe vale por lo que hace y por lo que no hace

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

jefeEn los pequeños detalles es cuando pones de manifiesto tu carácter. Schopenhauer

Ser un buen jefe implica propiciar el clima adecuado para que los colaboradores se encuentren cómodos trabajando.

En 2007, Pier Massimo Forni, director del Civility Project de la Universidad Johns Hopkins, publicó un estudio en el que identificaba las 10 cosa que un jefe debería evitar.

Esta lista se realizó tomando como referencia las entrevistas realizadas a 615 empleados y de ellas se extrajeron los principales comportamientos que acaban con un buen clima laboral:

1. Discriminar

Discriminar a las personas por su condición. Dentro de este ámbito podríamos ubicar todos aquellos comportamientos que no otorgan las mismas oportunidades a todos los colaboradores; así como no ser equitativos con todos y cada uno de ellos en función de sus aportaciones.

2. Ser errático en nuestras instrucciones

Dar instrucciones sin explicar el por qué ni el para qué. Cambiarlas sin explicar las razones y, si somos preguntados, decir o sugerir que el colaborador al que se le ha dado esa instrucción debe ejecutarla sin preguntar. Vamos, que el jefe está para pensar y el colaborador para ejecutar.

3. Apropiarse del trabajo de alguien

Apropiarse de las ideas o planteamientos de un colaborador sin siquiera mencionar su nombre ni reconocer su mérito. El reconocimiento del aporte de los demás nunca ha disminuido el crédito de un jefe, todo lo contrario, mejora su prestigio.

4. Ignorar a los demás cuando no se les necesita

Con bastante más frecuencia de la recomendable se da el caso de que un jefe, cuando está con otros jefes, “no vea” a un colaborador suyo. Esta circunstancia se amplía con “las chicas de recepción” y se extrema con “las señoras de la limpieza”. Estas últimas son transparentes.

5. Hablar mal de alguien

Hacer comentarios maliciosos, bromas o maledicencias sobre alguien no son las formas idóneas para generar una buena convivencia. El humor es saludable, pero, no hay que olvidar que el humor más saludable es el que empieza por ser uno mismo el objeto de humor.

6. Comportarse de forma malhumorada o agresiva

A todos nos gusta ver un horizonte por la ventana y una sonrisa en la cara de nuestros compañeros y colaboradores. No dudes en rechazar cualquier situación que impida que esto suceda. Son muchas horas las que pasamos juntos en un mismo sitio.

7. Ser descuidado organizativa y personalmente

Un entorno ordenado facilita conducirse adecuadamente en él. Tú tal vez no lo necesites, pero sí los demás. Tú tienes “tu orden”, pero has de tener en cuenta que no es el orden de los demás. Del aseo personal creo que no hace falta ni hablar. Los olores personales, no deben ser tan “personales”.

8. Aprovecharse los privilegios que te otorga tu rango

Hay organizaciones que por el rango de tu puesto tienes acceso a determinadas condiciones ventajosas: aparcamiento, comida especial, etc. Puede parecerte lo más lógico dado tu rango, pero la lectura que pueden hacerse los demás de esta situación no necesariamente ha de coincidir con la tuya.

9. Flexibilizar las normas en tu propio provecho

Cuando en la organización existe una norma que prohíbe realizar determinada actividad (tomar café a cualquier hora, utilizar indiscriminadamente los recursos, abusar del uso del coche, etc.) el jefe debe ser un buen ejemplo para los demás. No siempre esto sucede.

10. Usar el móvil en una reunión

Todos los colaboradores saben que el jefe es una persona importante, implicada en la resolución de temas importantes y con aspectos urgentes a tratar. Pero si algo es importante es el ejemplo que da a sus colaboradores. Sobre lo urgente tal vez deba preguntarse la causa que ha originado la urgencia. Tal vez una buena planificación evite parte de las urgencias.

Print Friendly
Share via email

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*