Coaching Superador

Roser Parejo
Psicóloga Coach

La confianza permite alcanzar nuestros objetivos.

Coaching Superador - La confianza permite alcanzar nuestros objetivos.
MAR
2017

Las expresiones desafortunadas en el trabajo

Por: Roser Parejo– Coach Profesional y de Equipos

expresiones_des

Tan difícil es motivar como fácil es desmotivar. Proverbio

En el trabajo la comunicación es fundamental, pero es clave la que se producen entre el jefe y sus colaboradores. Al fin y al cabo, somos seres conversacionales y, a través de esas conversaciones, nos construimos y adquirimos sentido y significado.

Hablar es fácil, conversar no tanto. Dialogar exige mayores esfuerzos. No es mi propósito abordar aquí las pautas para construir un buen diálogo, pero sí identificar aquellas expresiones que ya lo matan desde su inicio. A saber:

  1. “Aquí siempre lo hemos hecho de esta manera” 

La actitud/advertencia que hay detrás de tal expresión es poco invitadora. Si a alguien se le había ocurrido proponer mejores soluciones, podemos olvidando de ello.

  1. “No está mal, pero ¿Es esto lo mejor que puedes hacer?”

Colocas al colaborador en el nivel bajo de la eficiencia. Pero lo que le termina de  rematar es esa especie de pregunta capciosa que le cuestiona sus posibilidades de superación.

  1. “Aquí no te pagan para pensar. Hazlo como yo te digo”

Cuando una persona no sabe por qué ha de hacer algo y el para qué servirá es  difícil que encuentre sentido a lo que hace y menos, “qué pinta él allí haciéndolo”.

  1. “Estate disponible en el móvil este fin de semana. Seguro sale alguna urgencia”

Invadir su tiempo privado no es la mejor forma de congraciarse con él. Además, tiene ese tufo que da cuando uno siente que le invaden su descanso y privacidad.

  1. “La persona que estaba antes que tú “bordaba” estos”

Puedes pensar que es una frase invitadora a la autosuperación, pero lo más probable es que añadas una presión innecesaria y un estrés innecesario.

  1. “Ahora estoy muy ocupado. No tengo tiempo para esto”

Seguro que trabajo es lo que te sobra y tiempo lo que te falta. Pero no olvides que esa consulta que quiere hacerte tu colaborador tiene sentido en ese momento.

  1. “Tal como está la cosa, tienes suerte de estar donde estás”

Tener empleo es la clave. No lo vamos a discutir, pero sí que es discutible que tal comentario incentive al colaborador y mejore su vinculación con la empresa.

  1. “¡Pero qué tontería! ¿Cómo se te ocurre proponer eso?”

Calificar negativamente una opinión o propuesta de otro es poco conveniente. Primero, porque podemos equivocarnos. Segundo, porque desincentivamos a la otra persona.

  1. “Esto es una chapuza. No hay manera de que hagas algo bien hecho”

Con esta doble descalificación, es bastante dudoso que un colaborador siquiera se atreve a intentar algo la próxima vez.

  1. “Es que en este departamento no hay nadie con sentido común”

Atribuirte su monopolio y excluir a los demás de él probablemente como frase tenga su fuerza, pero seguro que no te ayudará a mejorar el liderazgo de tu equipo.

 

Print Friendly
Share via email

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*