Egosintónico o egodistónico, tu jefe ¿qué es?

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

El estilo, igual que el arte, tiene que ver con ser tú mismo. Pero, ¡vigila! A lo mejor te sorprendes.

Siempre hay alguien que cuando manifiestas alguna sobre algo va y te dice: “sé tú mismo”. Como si ello fuera tan sencillo. Algunos lo entroncan con la autenticidad, otros con hacer lo que te viene en gana en cada momento y, los terceros, te sueltan un discursito new age de vida plena con trazas cool de última generación. Vamos, que esto del ser tú mismo es algo complicadillo y digno de no pregúntaselo demasiadas veces. Más que nada, por el lío en el que te puedes meter.

Me gustaría decirte que ser egosintónico (ser tú mismo) es lo que mola y que la egodistonía es que no haya ningún parecido entre lo que piensas y lo que realmente haces. Menudo jardín.

Si vendiera alguna terapia alternativa, te diría que fueses egosintónico, pero no tengo esa especialización. No obstante, sí quería proponerte una pequeña prueba para que identifiques si tu jefe es egosintónico o egodistónico.

¿Quieres saberlo? Veamos, ¿cómo ves a tu jefe?

  1. No responde a los emails que le envías alegando que está muy ocupado, aunque le gustaría responderte independientemente de tu posición.
  2. Dice que no puede atenderte por que está muy ocupado en temas muy importantes, aunque le agradaría tener unos momentos para conversar contigo.
  3. Muestra una sonrisa de plástico en los momentos de interacción social, aunque le gustaría desternillarse de risa o, al menos, sonreír genuinamente.
  4. Niega alguna situación abusiva por parte de la Dirección, aunque le gustaría decirte que entiende tus motivos de enfado.
  5. Tiene miedo a parecerse (vestido o comportándose) como sus colaboradores, aunque le agradaría vestirse de tal manera que pudiera confundirse con ellos.
  6. Llama o recibe llamadas compulsivamente por el móvil sin que exista razón que lo exija, aunque lo pondría en silencio y se concentraría en lo que le estás diciendo.
  7. Se ha apuntado a hacer algún deporte (pádel, golf o similares. No vale cualquier deporte), aunque le gustaría seguir jugando a lo que siempre le ha gustado jugar.
  8. Practica la dieta cuasi-vegana porque dicen que es más sana, aunque le agradaría comerse ese entrecot al roquefort que tanto le gusta.
  9. Se expresa de manera firme y ejecutiva, aunque le gustaría manifestar sus dudas sin que ello se interpretara como debilidad.
  10. Dice que tiene el comportamiento esperable y deseable para una persona de su posición, aunque le encantaría eliminar alguna de las memeces que implica el puesto.

¿Le identificas con la mayoría de las diez situaciones? Si es así, tienes un jefe egodistónico. ¡Eh! Tranquilo, no es lo peor. Lo peor es si piensa y actúa como la primera parte de cada una de las propuestas y ni siquiera piensa en las segundas partes.  En este caso tu jefe es egosintónico. Sí, muy coherente, pero bastante….. ¡aquí te dejo que tú pongas el epíteto!

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*