Gaslighting: entre el narcisismo, la psicopatía y el maquiavelismo

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

“Ya te puedes levantar bien que siempre hay alguien que viene y te lo …..”

Hay días que uno los tiene más templados que otros. Pero eso, cosas de la vida, me imagino que nos pasa a todos.

¿Te has preguntado por qué nos pasa eso? Sospecho que me dirás que hay múltiples causas. Sí, lo sé, pero hoy me gustaría que te fijaras en las personas que te rodean. Y, por ello, quería hacerte una propuesta bien sencilla:

¿En qué medida tienes en tu entorno (personal o profesional) a personas del siguiente calado?

Céntrate en la persona que más puede, o al menos lo intenta, desestabilizarte. Ya sabes, has de puntuar del 1 (poco) al 10 (mucho) en función de los siguientes requisitos:

  1. Miente descaradamente

Y lo hace sobre temas muy serios y con naturalidad y desparpajo. En tu misma cara afirma o niega algo que es evidente objetivamente.

  1. Niega haber dicho algo que sí que ha dicho.

Lo niega, aunque le presentes pruebas. Lo hace tan firmemente que te hace dudar si realmente lo escuchaste o te lo has inventado.

  1. Te cuestionan en lo más vital.

Cuestiona tu forma de ser y tu forma de actuar: “no es que seas malo, sino que te traiciona tu temperamento”. En definitiva: que eres un “incontrolado”.

  1. Es persistente en su actuación.

No te cuestiona todo “de golpe”. Va poco a poco haciendo comentarios despreciativos sobre lo que haces. En síntesis, te “cuece a fuego lento”.

  1. No hace lo que dice.

Lo suyo es decir una cosa y hacer otra. Acostumbra a ser generoso con lo de los demás y bastante tacaño con lo suyo.

  1. Te alaba; pero, fundamentalmente, te critica.

Te elogia por algún aspecto tangencial con frases como: “otras cosas no, pero esto te ha salido realmente bien”. El resto no, claro.

  1. Sabe que la inestabilidad te afectará.

Te dice que procura tu estabilidad cuando es el principal causante de tu inestabilidad. Su objetivo es que no te sientas seguro contigo mismo.

  1. Intenta poner a la gente en contra de ti.

Crea, o se hace eco, de rumores negativos que circulan sobre ti del tipo: “es una persona poco empática”. Intenta que desconfíen de ti.

  1. Difunde “reinterpretando” tus comentarios y opiniones.

Descontextualiza o “reinterpreta negativamente”, todo lo que dices de los demás. De ese modo, los demás se sienten atacados y no confían en ti.

  1. Descalifica a los demás.

Afirma que los demás son mentirosos y tergiversa sus comentarios del tal modo que él se presenta como la única “fuente de verdad”.

¿Qué puntuación has obtenido? ¿Estás por encima de los 50 puntos? Si es así, aléjate lo más que puedas de esos personajes y, si no puedes, intenta ignorarlos. Lo suyo, no tiene remedio y, lo tuyo, si te alejas o los alejas, todavía sí lo tiene.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*