Pautas para detectar al profesional de la bondad

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

“Las personas son ridículas cuando quieren parecer lo que no son.” Leopardi, G.

Hay cosas en esta vida que en plan amateur tienen su encanto y se aproximan a lo genuino. En ellas no abunda lo impostado y eso provoca que no sean tan perfectas, pero sí que sean más reales.

Ahora todo se ha profesionalizado mucho y los protocolos para parecer un tipo estupendo son abundantes. Creamos un personaje y nos lo acabamos creyendo. Y es en esos momentos cuando el personaje nos devora y queda solo nuestro espectro.

Me imagino que en tu día a día te encontrarás con diferentes personas. ¿Te has parado a pensar si alguna es un profesional de la bondad?

Te propongo lo siguiente: Elige a una persona de tu entorno y analízala puntuando del 1 (poco) al 10 (mucho) en cada una de las pautas que abajo te doy.

 Ahí van:

  1. ¿Lo que hace se corresponde con lo que predica?

Fíjate en cómo se comporta en lo básico, algo que sea suyo o que le afecte a él: invitar o traerte un café, cederte el paso, dejarte aparcar en su plaza, prestarte algo, ser el primero en esforzarse, cambiarte un turno, etc.

  1. ¿Se expresa con claridad evitando ambigüedades y engolamientos?

Observa si tiene dificultades en responder con un sí o un no en los temas esenciales. Ya sabemos que existen diferentes “tonalidades de grises”, pero no son otra cosa que expresiones moderadas y matizadas del sí o del no. Si da muchas vueltas a la pregunta, la señal no es buena.

  1. ¿Evita apelar a la frasecita de “es complicado” para no comprometerse y se compromete?

Identifica en qué medida evita la expresión “es que la situación es complicada” para justificar su inacción, una posición ambigua o una acción contradictoria.  Ya sabemos que las cosas pueden ser complejas, pero complicadas solo lo son las personas.

  1. Cuándo hace o propone algo ¿evita obtener beneficio o rédito de ello?

Identifica si evita salir beneficiado cuando hace o propone algo, independientemente de la bondad o conveniencia de ello. Si se beneficia podrá ser provechoso para todos, pero no bondadoso.

  1. ¿Hace las cosas por gusto sin atribuirse autoridad moral por ello?

Observa si, cuando propone o dice algo, evita hacer referencia a su honestidad, bondad, espíritu de servicio o autoridad moral. Cuando alguien es genuino hace las cosas porque le gusta hacerlas, sin atribuirse ninguna autoridad moral por ello.

Concretando, si no se corresponde lo que hace con lo que predica, mal; si se engola en la prédica, se atribuye autoridad moral y obtiene beneficio de ello, estás ante un verdadero profesional.

Si la persona que has valorado está por encima del 40, es una buena persona. De ahí para abajo irás observando diferentes niveles de profesionalidad en este negocio de la bondad.

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*