El Arte de Desarrollar Personas

Alejandro Martin
Consultor Coach

La actitud permite nuestra transformación, la creación de nuestra realidad y el desarrollo de los que nos rodean.

TDSystem BLOG - La actitud permite nuestra transformación, la creación de nuestra realidad y el desarrollo de los que nos rodean.
DIC
2018

The Christmas dinner show

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

No hay tonto más molesto que el ingenioso. François de La Rochefoucauld

Se aproxima la cena de Navidad. Sí, esa cena en la que vamos a aparentar que todos nos llevamos bien y que nos vamos a extrañar mucho durante un par de semana.

-¡Qué! ¿Sabes que ya estamos preparando la cena de este año? -me dice mi colega y actor de circunstancias.

-Bien sabes tú que no tengo un interés especial en ella, aunque es una gran oportunidad para decir aquello que no nos creemos; pero, indudablemente, queda bien y es lo que hay que hacer.

-Échale un poquito más de alegría. No me seas aguafiestas. Recuerda lo bien que nos lo pasamos el año pasado. Yo nunca había visto al jefe tan próximo contando chistes y haciendo alguna que otra payasada. Realmente estuvo más humano que nunca.

Debo de reconocer que tuvo su gracia. Nunca le había visto hacer tanta tontería junta; aunque he de decir, y esto es una maldad, que no le son ajenas en el día a día. No obstante, le comento:

-Si, realmente fue divertido.

-Y tanto -me responde-. Este año le estoy ayudando a preparar la “performance” de la cena. La vamos a “petar”. Será divertidísima. Incluiremos unas cuantas sorpresas. Si te interesa, sigue leyendo…

DIC
2018

Cómo detectar el riesgo a cometer tonterías

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

La mayoría de las personas somos como alfileres: nuestra cabeza no es lo más importante (Jonathan Swift)

Nunca dudes de tu inteligencia. Duda, tal vez, del uso que haces de ella. La diferencia entre una persona inteligente y una sabia es el uso que hacen de su inteligencia. Podemos ser inteligentes en algunos campos y, en otros, llegamos justitos. En los asuntos cotidianos, las personas inteligentes hacen buena aquella frase de Voltaire: “el sentido común no es tan común”.

¿Quieres conocer las posibilidades que tienes de cometer alguna tontería a pesar de ser inteligente? Te propongo algunas preguntas. Valora tus respuestas en una escala del 1 (muy poco) al 7 (mucho).

Allá vamos:

1- ¿Qué tal vas de ego?

No quiero decir en ningún momento que cierto nivel de autoestima no sea adecuado. De hecho, es recomendable. No obstante, vigila porque eso de estar “encantado de haberse conocido” te lleva a la autocomplacencia y al descuido y, ya sabes, te pillan confiado.

2- ¿Eres muy exigente con los demás?

Recuerda que el hecho de que a ti algunas cosas te cuesten poco, no significa que a otros eso mismo les resulta igual de fácil. Seguro que ellos pueden ser hábiles en otros campos. No olvides, ayuda a los demás en vez de presionarlos. Si te interesa, sigue leyendo…

NOV
2018

Dunning-Kruger o el efecto “cuñado”

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

“Nunca discutas con un tonto que se cree listo. Si lo haces, nadie notará la diferencia entre tú y él”.

Hoy me he levantado con ganas de que sea uno de esos días en los que no pase nada interesante: un poco de rutina, algún bostezo y puntualito a casa, que me lo merezco.

– ¡Qué te lo digo yo! Antes lo habríamos resuelto “sin despeinarnos”. Eso sí que era pensar y trabajar duro. Ahora son las máquinas las que lo hacen todo -dice Kruggi.

-Bueno, ¡no sería para tanto! -le replica uno de los presentes.

-Tú, escúchame. Lo que yo te diga. En un plis plas, solventado. Pero claro, como os lo han dado todo hecho, no pensáis.

Cuando Kruggi está así de aposentado junto a la máquina se nos pone estupendo. No pretendo ser cruel con él porque nadie está exento de decir alguna tontería, lo meritorio en él es el énfasis que pone al decirlas.

-Antes los niños jugaban con cualquier cosa, ahora lo hacen con tablets y consolas que los atontan. ¡Si ya lo dicen los científicos!: menos móviles y más salir a la calle a jugar. En EE.UU. se ha demostrado que vamos por mal camino -afirma rotundo.

No para. Habla de todo lo que sabe y lo que no sabe, se lo inventa. Tira de experiencias pasadas más inventadas que reales, científicos que no nombra y estudios que no identifica. Pero es que, en la enfermedad de la tontería, elúnico que no sufre es el enfermo. Si te interesa, sigue leyendo…

NOV
2018

Cómo reconocer a un tonto que se cree listo

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

Solo las personas ineptas son capaces de rendir al máximo de sus capacidades

Me imagino que conocerás a algún tonto. De hecho, algunas veces, nosotros también lo somos. Pero aquí me refiero a ese tonto que no sabe que es tonto y se cree muy listo. Vamos, que padece esa especie de “listitud” que le hace irritante, ridículo y patético. Lo suyo es “dar la nota” para que todo el mundo se entere de su inteligencia superior.

¿Tienes en mente a alguno? ¡Ah! que no sabes cómo identificarlo. Para ello te propongo que te hagas algunas preguntas para reconocerlo. No te olvides de valorar tus respuestas en una escala del 1 (muy poco) al 10 (mucho).

Allá vamos: Si te interesa, sigue leyendo…

NOV
2018

Segundo Sombra “el Borrascas”

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

 “Solo los mediocres están en su mejor momento “.   Giradoux, J.

—Me llamo Segundo y soy un mediocre —le dice al grupo reunido en la sala que la empresa ha habilitado para socializarse.

—Hola, Segundo —responden a coro los asistentes a modo de bienvenida.

—Creía que podía hacerlo yo solo, pero me ha sido imposible —continuó.

—Habla más alto —suelta uno de los asistentes—. No te oímos.

El desarrollo de la exposición de Segundo continúa por los derroteros habituales en estas reuniones y acaba con aquello del “te queremos Segundo”. Si te interesa, sigue leyendo…

OCT
2018

Entre discrepante, díscolo y follonero

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo. Groucho Marx

Pulsé la tecla de enviar y enseguida sentí que me había precipitado. Intento dar a control Z, pero no sirve de nada. Sé que lo que propongo en mi mensaje pueden no ir en la línea de lo que el jefe quiere. También sé que esto puede ser tachado de beligerante y, en estos momentos, sólo esa palabra ya te coloca en el ámbito de los conflictivos.

-¿Qué, ya has enviado al jefe tus ideas? -me pregunta mi compañero.

-Si, lo acabo de hacer. Pero no sé si le gustarán -le respondo con gesto preocupado.

Si te interesa, sigue leyendo…

OCT
2018

¿Tienes algún chismoso en tu entorno? Descúbrelo

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

Mis propios asuntos siempre me aburren mortalmente. Prefiero los de los demás. Wilde, O.

Una persona chismosa lo es las 24 horas. No descansa: familiares, pareja, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, y hasta aquellos a los que no conoce personalmente, forman parte de sus víctimas.

El chismoso tiene un objetivo claro, detrás de cada cosa que dice o pregunta que hace, está su intención de obtener algo de ti. Además, es muy creativo creando y difundiendo opiniones a partir de retazos de información y temas sueltos. Todo ello son municiones mortíferas en su lengua viperina.

Llegados a este punto, me gustaría hacerte un par de preguntas. ¿Te importa? Vale, seré breve:

Si te interesa, sigue leyendo…

OCT
2018

El adulota como tonto pelota o adulador idiota

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

La adulación es como el perfume: un poco gusta, mucho molesta.

Solo había pasado una hora cuando, frente a un café humeante, pienso ¿hace algún daño adular un poco al jefe? No me respondo, pero debo poner tal cara que mi compañero me pregunta:

-¿Te pasa algo? Haces una mueca rara.

Debo decir que yo, de natural, no pongo carotas, pero ahora no he podido remediarlo.

-No, nada -respondo mientras pienso que esta vez he pasado de la lisonja liviana a la adulación desmedida al jefe.

-Pues no lo parece. Has puesto una cara muy rara -continúa mi compañero.

Si te interesa, sigue leyendo…

OCT
2018

Entre lisonjeros, zalameros y adulotas

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

El que gusta de ser adulado es digno del adulador. Shakespeare. W.

En cualquier ámbito lisonjas, zalamerías y peloteo tienen cierta recepción. Aunque bien es cierto que estas plantas florecen mejor en aquellos jardines donde existen personas necesitadas de que alguien les diga lo que son, o más bien lo que les gustaría ser.

Aquí tú eres el jardín y la semilla es ese adulador que vierte en tus oídos lo que quieren oír. Si es fino en su trabajo lisonjero, tú vas a sonreír con lo que te dice; si es simplemente un zalamero, en tu rostro aparecerá un gesto contrariado; si en cambio se trata de un adulota (adulador idiota o tonto pelota) apretarás los labios de forma contenida para no mandarle a algún lugar bastante alejado y maloliente.

Si te interesa, sigue leyendo…

OCT
2018

El onanismo profesional del epígono

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

Nadie puede ser juez de su propia causa. Entonces ¿Quién audita al auditor?

Me extrañó ver allí al auditor interno tomando el café con los demás. Lo digo porque le gusta guardar esa distancia que, según él, le exige su misión en la empresa. Dice que, en su puesto, la amistad “mata”. Yo me llevo bien con él por aquello de “amigos hasta en infierno”.  Así que le pregunto:

-¿Cómo por aquí a estas horas? ¿Algo no va bien?

Me mira con esa mirada opaca del cargo y con voz acavernada responde:

-Todo bien, aunque tengo algo que me preocupa.

Eso de “me preocupa” me da mala espina porque cuando al financiero, al auditor o alguien de Recursos Humanos le preocupa algo, normalmente has de ser tú el preocupado. Motivos: la empresa bajará el importe de las dietas, no hemos hecho o nos hemos excedido haciendo, o bien hay que reajustar las plantillas. Todo muy loable, pero estos insignes epígonos de la Dirección se dedican en cuerpo y alma a ello.

-Cuenta, cuenta -pregunto.

-Mira, la Dirección General quiere que todas las personas de esta empresa sean auditadas. Dice que no puede ser que cada uno vaya a la suya y que esto sea un desgobierno. Si te interesa, sigue leyendo…