¿Dialogo o monólogos yuxtapuestos?

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

“Dialogar exige el pleno reconocimiento del otro”. Cruz, M.

Acabo de llegar a la oficina y mi compañero me dice:

-¡Venga! Date prisa. Tenemos reunión. Ayer a última hora la convocó el jefe por wasap.

-Pero, ¿de qué trata?

-¡Puf! Creo que es para presentar su estrategia. Todo un planazo.

Sospecho que será una de esas reuniones en las que el único interesado es el convocante. Pero, claro, es el jefe. Cojo mi agenda -ir sin ella es muestra de persona poco importante y ociosa- y me dirijo a la sala.

Allí está él, señoreando su cargo. Comienza la reunión diciendo:

-Esto no es una reunión al uso, es un espacio de diálogo. Porque la realidad la creamos entre todos. Dialogando construiremos nuestro futuro. El diálogo, el compromiso y la colaboración han de ser nuestras señas de identidad. Sin ellas, no podremos alcanzar nuestras metas -dice con cierta vehemencia.

Yo siempre me he preguntado si alguien, antes de soltarlas, verifica estas aseveraciones. Porque, sin son tan buenas, cosa que no dudo, ¿por qué en breve son sustituidas por otras? Lo digo ya que, hasta hace bien poco, para este mismo personaje, lo clave era el emprendimiento, la autosuperación y la creatividad. Pero no quiero ser tiquismiquis y quedarme en la forma.

-Al departamento lo veo bien, pero con muchos aspectos a mejorar y las personas que lo componemos somos muy capaces, pero con un amplio margen de mejora -continúa.

Aquí ya me parece que, de forma muy ladina, nos ha dicho que, en el fondo, somos bastante incompetentes. Y no creo que sea la mejor manera de invitarnos a un diálogo destinado a “crear nuestro futuro”. No obstante, sigo escuchando.

-Dado tal estado de cosas, he decidido que, a partir de ahora, se deberá proceder de esta manera -concluye mostrando un plan de acción muy detallado.

Por lo que puedo observar, el asunto está cantado. No obstante, siempre hay algún atrevidillo o despistado, nunca se sabe, que pregunta:

– ¿Podemos hacer alguna ampliación, modificación o eliminación en el plan de acción que propones?

-Todo es posible. Pero sería una mala noticia ya que es un plan muy bien pensado y mejor contrastado. Exige, eso sí, una ejecución cuidadosa y detallada por vuestra parte -sentencia.

Sus bondades no se las voy a discutir ahora. Pero, qué es para el jefe el diálogo, ¿una yuxtaposición de monólogos en los que se impone la jerarquía?  ¿Dónde está ese espacio en el que podamos caer en la cuenta de que estamos equivocados, en el que integremos a los demás en una narrativa común y enriquezcamos nuestra propuesta con sus observaciones?

Seguro que he malinterpretado la presentación del jefe. Pero me ha dado la impresión de que, para él, es más importante salir de la reunión con la misma opinión que se ha entrado que someterla a controversia y verificación.

Si eso es así, satisfecho seguro que sales. Pero, ¿te habrás enriquecido en algo?

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*