¿Oportunidad, vacaciones o cautiverio? Tú, y los demás, decidís

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

«Cuando cortejas a una persona bella, una hora parece un segundo. Pero te sientas sobre un fuego, un segundo parecerá una hora. Eso es relatividad». Einstein, A.

Para huir de tu entorno laboral en más de una ocasión te habría gustado pedirte un año sabático, unas vacaciones o un permiso. Bueno, ya no te hace falta. Ahora tienes la oportunidad de estar alejado de ese jefe al que aprecias y de esos compañeros a los que añoras.

Pero, excepto que seas un single, te tocará compartir ese tiempo con tus allegados. Y esto, te lo aseguro, veinticuatro horas, es todo un reto. Salir bien de él tiene mucho que ver contigo. Pero también con los que convives.

¿Quieres saber lo largo que se te va a hacer esta temporadita de recogimiento?

Bien, céntrate en la persona con la que vayas a pasar más tiempo y valora del 1 (poco) al 10 (mucho) en qué medida responde a las siguientes características:

  1. Ve las posibilidades que tiene el estar un mes alejado del entorno laboral

La situación, y las circunstancias que se derivan de ella, las considera como una oportunidad para hacer cosas (ver, leer, ordenar, etc.) que había postergado por falta de tiempo.

  1. Ve las posibilidades de la relación con las personas con las que le toca convivir

Le atrae la posibilita de descubrir y aprovechar las virtudes y el potencial de los demás y no duda en provocar las situaciones para que esto suceda.

  1. Ve las oportunidades para aprender sobre temas que tenía descuidados

Le agrada poder abordar temas a los que no había dedicado tiempo suficiente y que ahora ve la oportunidad de abordarlos y, evidentemente, los aborda sistemáticamente.

  1. Agradece poder disfrutar de un espacio y un tiempo con el que no esperaban

Se siente cómoda en su casa, en su pequeño rincón de trabajo o de lectura y, además, disfruta de lo que hace y del tiempo del que dispone.

  1. Tiene iniciativa y plantea temas que enriquecen a todos

Aprovecha para conversar, compartir y prospectar asuntos o temas que tenían aparcados y los enfoca de una manera constructiva de tal modo que todos salgan beneficiados de ello.

  1. Irradia energía positiva

Tiene un enfoque positivo de los temas, plantean los temas desde la vertiente más provechosa y, sobre todo, no se centra en el lado negativo o escabroso de las situaciones.

  1. Reconoce cuando ha hecho un mal enfoque de un asunto y lo rectifica

No se ofusca y reconoce cuándo lo ha planteado mal y, si es necesario, lo plantea de una manera en la que todos puedan participar y enriquecerse.

Si le has valorado por debajo de los 25 puntos, se te va a hacer largo, pero que muy largo; entre 26 y 50 va a ser un mes largo; del 51 al 70, además de agradable, será provechoso.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*