Cómo detectar el riesgo a cometer tonterías

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

La mayoría de las personas somos como alfileres: nuestra cabeza no es lo más importante (Jonathan Swift)

Nunca dudes de tu inteligencia. Duda, tal vez, del uso que haces de ella. La diferencia entre una persona inteligente y una sabia es el uso que hacen de su inteligencia. Podemos ser inteligentes en algunos campos y, en otros, llegamos justitos. En los asuntos cotidianos, las personas inteligentes hacen buena aquella frase de Voltaire: “el sentido común no es tan común”.

¿Quieres conocer las posibilidades que tienes de cometer alguna tontería a pesar de ser inteligente? Te propongo algunas preguntas. Valora tus respuestas en una escala del 1 (muy poco) al 7 (mucho).

Allá vamos:

1- ¿Qué tal vas de ego?

No quiero decir en ningún momento que cierto nivel de autoestima no sea adecuado. De hecho, es recomendable. No obstante, vigila porque eso de estar “encantado de haberse conocido” te lleva a la autocomplacencia y al descuido y, ya sabes, te pillan confiado.

2- ¿Eres muy exigente con los demás?

Recuerda que el hecho de que a ti algunas cosas te cuesten poco, no significa que a otros eso mismo les resulta igual de fácil. Seguro que ellos pueden ser hábiles en otros campos. No olvides, ayuda a los demás en vez de presionarlos.

3- ¿Crees que la mayoría de las veces tienes razón?

Probablemente la tengas en bastantes ocasiones. Seguro. La cuestión no es esa. Estás acostumbrado a llevar razón y, probablemente, a que te la den. El problema es cuando no la llevas y, por hábito y gusto, te empeñas en llevarla.

4- ¿Crees que pesa más la razón que la emoción?

Si piensas así yo no voy a contradecirte. Seguro que en un mundo matemático lleves razón. La pregunta que yo te haría es si vivimos en ese mundo o más bien en un mundo cargado de emoción en el que la razón la utilizamos para racionalizar aquello que no lo es tanto.

5- ¿Te sientes incómodo cuando fracasas?

Si eres inteligente tendrás más incorporado el éxito que el fracaso. El éxito es lo habitual, algo asequible con un esfuerzo razonable. El problema viene cuando esperabas conseguirlo y, en vez de ello, fracasas. Deberás aprender a aceptarlo.

6- ¿Eres multitasking?

Pensar rápido y trabajar en varias cosas a la vez es una característica de las personas inteligentes. La pregunta es si es inteligente trabajar en varias cosas a la vez. Probablemente no hagas ninguna de las dos de manera eficiente.

7- ¿Eres más crítico con los demás que contigo mismo?

Cuestionas la bondad de tus decisiones o de las opiniones que mantienes. No olvides que lo que hace buena a una decisión son los resultados que se obtienen de ella y a una opinión los criterios que la sustentan.

Si la valoración final obtenida está por debajo del 15 creo que le podemos tu propensión a cometer alguna tontería es baja. Entre el 16 y el 30 las posibilidades están ahí. Del 31 al 40 las posibilidades son muchas ¡vigila! Si superas el 40, creo que has de poner algún remedio, y rápido.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*