Quejas o memeces ¿Cómo distinguirlas?

Por: Alejandro Martin – Socio Director de TDSystem

Algunos son verdaderos artistas en el arte de quejarse.

¡Qué fatiga¡ ¡Con la que está cayendo!

Hace unos días un amigo me comentaba que cada vez le resulta más difícil distinguir entre una queja razonable y una memez insoportable.

Este amigo es jefe, colega y padre y ha de gestionar estas situaciones con cierta dignidad.

Yo le sugerí algunas pautas para distinguirlas, pero no sé si son acertadas y suficientes. A saber:

  1. La queja indica qué cosas deberían cambiarse. La memez muestra el disgusto, pero no aporta soluciones.
  2. La queja indica la injusticia en la que se basa. La memez habla de injusticia, pero no argumenta los motivos.
  3. La queja se fundamenta en casos concretos. La memez resalta el agravio, pero no explica respecto a qué o quién.
  4. La queja da datos objetivos. La memez se expresa mediante calificaciones, opiniones y rumores.
  5. La queja requiere entendimiento y comprensión. La memez busca la complicidad del otro.
  6. La queja es un requisito necesario para el cambio. La memez no busca cambiar, busca que los demás se adapten a ella.
  7. La queja conlleva la búsqueda de una solución. La memez no busca el acuerdo, busca la permisibidad.
  8. La queja admite la posibilidad de haberse equivocado. La memez expresa con orgullo una postura.
  9. La queja mueve a la acción. La memez no busca la acción, busca la complacencia.
  10. La queja sirve para crecer. La memez busca perpetuarse en su inmadurez.

¿Conoces alguna pauta más que puedan ayudarle a distinguirlas? Mándanos tu comentario.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*