¿Discutimos o debatimos?

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

“Dos propiedades complementarias no se pueden observar simultáneamente con total precisión”. Bohr, N.

Me imagino que, con demasiada frecuencia, cuando debatimos con colegas o amigos, acabamos enfrascados en una discusión menos amistosa de lo deseable. No hay mala intención en las causas que provocan esa discusión, a veces agria, sino que el principio de complementariedad de Bohr aparece en ese escenario.

Pero ¿qué es y cómo funciona este principio y qué relación tiene con debatir o discutir?

En este caso tiene bastante que ver con la razón o la emoción que ponemos a la hora de defender un tema. De tal modo que, en bastantes ocasiones, más de las deseables, no hablamos del tema, sino de nuestra relación con el tema.

Y eso, ¿qué nos quiere decir?, ¿qué nos demuestra el principio de Bohr?, ¿quieres saber cómo funciona?

Mira la figura que aparece. Observa ¿Cuántas patas tiene? ¿dos o tres?

 

 

 

 

 

 

 

Y ahora ¿Qué ves: un 6 o un 9?

Podrás comprobar que “a la vez” 2 o 3 patas, ves el 6 o ves el 9, pero no ambas a la vez. La aplicación de ese principio, en su forma más simple, nos dice que no se pueden discutir y debatir al mismo tiempo. O hablamos del tema o hablamos de nuestra relación con el tema. Así de simple y así de complicado.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*