¿Dónde está el origen de muchos conflictos?

Por: José Ramón García Aranda. Gerente de Estrategia. Novotec

La cooperación no es ausencia de conflictos, sino el medio para resolver el conflicto. Deborah Tannen (Georgetown University EE.UU.)

Reflexionar sobre el conflicto en las organizaciones abre un campo casi infinito en el ámbito de la frustración, la desmotivación y, en muchos casos, la desvinculación emocional (cuando no física) que todos hemos sentido alguna vez.

Es curioso ver cómo el origen de muchos de estos conflictos no tienen relación directa con los aspectos que aparecen en un contrato, porque aunque ambas partes puedan pensar que lo firman “todo”, existe una dimensión ética que va más allá de los formulismos legales que conocemos, dimensión que adquiere una especial relevancia en tiempos de crisis económica y, sobre todo, de valores, como la que vivimos.

Aunque rubriquemos un contrato con unas condiciones laborales concretas y específicas (horario, lugar de trabajo, salario, etc.), nada se dice en dicho documento sobre el respeto, el trato, la igualdad de oportunidades, o, incluso, el reconocimiento como persona, que tendría que ver con la comprensión global y holística de lo que una persona desea, persigue, y, sobre todo, los valores que la rigen. Los conflictos que vivimos de manera cotidiana tienen en estos aspectos buena parte de sus causas, a pesar de que, sobre el papel, la “relación contractual” establecida se respete escrupulosamente.

Un buen líder conoce en profundidad este hecho: Sabe que la relación contractual -por la que exclusivamente muchos gestores mediocres se mueven cada día- es únicamente un punto de partida inicial sobre el que construir una relación fructífera y duradera entre personas, no ya entre la organización y cada uno, pues la “organización” no es algo tangible y sí lo son las personas que la representan (cualquiera con determinadas responsabilidades sobre otros).

Aunque es algo repetitivo y constante en la literatura de la gestión de personas de las últimas décadas, se siguen gestionando en muchas organizaciones “recursos” humanos (en base al correspondiente contrato legal) y no tanto personas (a través del correspondiente contrato ético). A quien esté leyendo con celeridad este párrafo le preguntaría: ¿Cuál es el contrato ético (ese que no se escribe) que estableces con tus colaboradores? Si le preguntásemos a cualquiera de ellos, ¿serían capaces de describirlo? No contesten ahora (pero reflexionen sobre los últimos conflictos vividos en sus organizaciones)…

No nos engañemos: La raíz del conflicto se encuentra, en muchas ocasiones, en nosotros mismos (como líderes y gestores), y es imposible de evitar mientras se confundan los términos “recurso” y “persona”…

Print Friendly, PDF & Email

1 thought on “¿Dónde está el origen de muchos conflictos?”

  1. Claro esta que muchas veces los conflictos o los mal entendidos es a la mala comunicación mutua que tenemos con el prójimo, para ello hay que tratar de ser pacientes y antes de hablar razonar lo que vamos a hablar, muchos de estos conflictos no tienen relación directa con los aspectos que aparecen en un contrato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*