El compromiso, una vía de doble dirección

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

«Si tú no te comprometes con el otro, el otro tampoco lo hará contigo»

Sospecho que en algunos de esos momentos de ocio te has reunido con amigos a tomar el vermut. Me imagino también que, una vez se ha agotado el hablar de fútbol o algún que otro deporte, viene el trabajo como tema preferido.

Al hacerlo, ¿te has fijado que algunos dicen “la empresa en la que trabajo” y otros “mi empresa” para referirse a la organización en la que están prestando sus servicios? A veces, las dos personas que están hablando trabajan en la misma empresa. Por tanto, ¿a qué se debe tal diferencia?

Algunos sostienen que es a su diferente nivel de compromiso con la empresa. Pero, hoy, en un mundo líquido, la palabra compromiso suena muy fuerte para ser pronunciada alegremente. Por eso se prefiere utilizar engagement, o algún que otro neologismo, para ocultar la contundencia de tal vocablo.

Me imagino que, a ti, en tu empresa, te habrán hablado de que el engagement mejora el clima laboral y, en consecuencia, la eficiencia de la empresa. Y tú, claro, deseas ambas cosas. Por ello, te propongo evaluar en qué medida contribuyes tú a ello.

Veamos, valórate del 1 (poco) al 10 (mucho) en qué medida haces lo siguiente:

  1. Reputación: “Me siento orgulloso de trabajar en la empresa que trabajo”
  2. Valoración: “Estoy satisfecho de cómo mis jefes directos me involucran en el trabajo”
  3. Alta dirección: “Me siento a gusto con la alta dirección y su manejo de la empresa”
  4. Oportunidades: “Creo que puedo crecer profesionalmente dentro de la empresa”
  5. Desempeño: “Estoy de acuerdo de cómo se valora mi desempeño dentro de la empresa”
  6. Reconocimiento: “Siento que mi trabajo es reconocido por mis compañeros y jefes”
  7. Recompensa: “Siento que la recompensa de mi trabajo es acorde a lo que hago”
  8. Énfasis: “Me siento orgulloso de como mi empresa da importancia a los clientes”
  9. Inclusión: “Me gusta que mi empresa se preocupe de la diversidad e inclusión cultural”
  10. Colaboración: “Me siento bien con la relación y el apoyo que me dan mis compañeros”
  11. Autonomía: “Siento que puedo realizar mi trabajo de manera autónoma”
  12. Comunicación: “Siento que la comunicación entre áreas es buena”
  13. Supervisión: “Me siento cómodo con la supervisión que me realizan mis jefes”
  14. Beneficios: “Me siento satisfecho con las compensaciones que obtengo”
  15. Estabilidad: “Me siento seguro en mi trabajo ya que me parece un trabajo estable”

Si has obtenidos menos de 75 puntos, tu engagement tiene mucho que desear; de 76 a 100 puntos alternas la empresa en la que trabajo con mi empresa; de 101 a 125 presentas unos buenos niveles de compromiso; de 126 a 150, hablas como si la empresa fuese tuya. Pero no te confundas, no lo es.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*