El excusador taimado

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

» Puedes tener resultados o tener excusas, pero nunca ambos a la vez.»  Anónimo

¡No!, no lo quiero hacer. ¿Te imaginas una respuesta de este calado? Imagino tu contrariedad al escucharlo.

Me dirás que ahora no apostamos por un no rotundo. No te lo niego. Por ello quiero que te centres en otras respuestas más polites, pero en el fondo bastante parecidas.

¿A cuáles me refiero? Verás, son respuestas del tipo: bueno, depende, eso es relativo y otras tantas del mismo parecer. Te están camuflando un no, pero taimadamente.

En el grupo de excusadores puedes encontrar personas dubitativas, temerosas o artistas de la excusa para no hacer algo.  Para identificar a los artistas de verdad, céntrate en la persona sobre la que tengas más sospechas y analízala puntuando del 1 (poco) al 10 (mucho) en cada uno de los siguientes indicadores:

  1. Acostumbra a buscar motivos para retrasar el momento de hacer las cosas

Se decanta por hacer lo que le apetece en vez de lo que tiene que hacer. Cualquier cosa le sirve con tal de no empezar su ejecución.

  1. Es habitual que apele al “no sé hacerlo” o “esto se me da muy mal”

Cuando la petición se sale de lo establecido, requiere una mayor implicación o esfuerzo, tiende a pasárselo a los demás.

  1. Solo actúa si ve un beneficio inmediato y personal

Si no ve claramente que eso se va a producir, no lo hace aludiendo a cualquier excusa (técnica, de tiempo, recursos, etc.) que le pueda servir para justificar su inacción.

  1. Apela a la falta de información para ponerse en marcha y hacerlo

Por él que no quede, pero es que no dispone de la información necesaria para hacer algo. Evita informarse o que le informen de ello. Lo que quiere es no estar informado.

  1. Se escuda en la falta de tiempo para hacer el trabajo.

Es demasiado tarde, si me lo hubieses dicho o pedido antes, podría haberlo hecho. Esta excusa realmente la borda.

  1. Se atiene estrictamente a su rol

Cuando te acerques al él, si eres buen observador, comprobarás como antes de que tú le pidas algo ya está negando con la cabeza. No está dentro de sus competencias hacerlo.

  1. Por él que no quede, pero es imposible hacerlo sólo

A él le gustaría hacerlo, pero, claro, el resto de las personas no le prestan la colaboración que necesita o no hay tiempo o recursos para hacerlo.

  1. Apela a la inutilidad de hacerlo

Total, p’aloque va a servir, mejor no hacerlo. Podría suscribir perfectamente frases como: si hay que ir se va, pero ir p’a ná.

Si la persona que has valorado está por encima del 50, estás delante de un farandulero. Por encima del 70, vigila, tienes ante ti a una verdadera Star System.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*