¿Eres un nomófobo o un tecnófobo?

Por: Alejandro Martín. Socio Director de TDSystem

“Yo para adelgazar sigo la dieta de la manzana: me he comprado un Iphone X y ya no tengo para comer”

¡Te lo aseguro! No me voy a poner en plan neoludita o, si lo prefieres, tecnófobo que queda más actual y cuadra mejor con esa jerga que a cualquier palabra le pone “neo” al principio y hace que esa cosa despierte antipatías, o bien le añade un “fobo” al final y queda de lo más acusatorio posible.

Mi caso, creo, no encajaría con ninguno de los términos anteriores. Llevo el móvil encima. Lo utilizo y me sirvo de él, pero intento que no sea él quien se sirva de mí.

Y tú ¿cómo te lo llevas? Hazte tres preguntas si quieres comprobarlo:

  1. ¿Atraviesas alguna vez la calle con el semáforo en rojo y hablando por el móvil?
  2. ¿En las reuniones de trabajo y sacas tu móvil y lo pones encima de la mesa?
  3. ¿Has salido con tu pareja a cenar y te pasas la mayoría del tiempo hablando por el móvil, visitando tu wsp o enviando mensajes?

 Si todas las respuestas son positivas el asunto lo tienes complicado, pero no nos precipitemos, hagamos una última comprobación. Veamos:  

  1. Control: ¿Tienes dificultad para limitar el tiempo que dedicas al uso del móvil?
  2. Huida: ¿Recurres a mirar tu móvil cuando estás ante una situación incómoda -ir en el ascensor- o problemática?
  3. Ansiedad: ¿Te descubres con un gran deseo de realizar una actividad placentera -juegos, visitas a páginas triviales, etc.-en tu móvil?
  4. Dominio. ¿Lo que te viene por el móvil domina tus pensamientos y comportamientos gran parte de tu tiempo?
  5. Abandono: ¿Descuidas actividades habituales -familiares, académicas, ocio- por usar tu móvil?
  6. Dependencia: ¿Vas incrementando poco a poco la cantidad de tiempo dedicada al uso del móvil?
  7. Tolerancia: ¿Te incomoda que te hablen o pregunten cuando estás interactuando con tu móvil?
  8. Engaño: ¿Tienes más amigos “virtuales” que reales?
  9. Abstinencia: ¿Te alteras, irritas o impacientas si no puedes usar el móvil?
  10. Negación: Si alguien te dice que estás “enganchado” al móvil, ¿lo niegas o te enfadas?

¿Cuántos síes has cosechado esta vez?

  1. Si estás por encima de siete síes tu adicción a esa “cosita-rectangular-que-llevas-en-el bolsillo” está en auge: deberías considerar que estás haciendo un uso inadecuado de ella y te puede llevar a conductas menos recomendables (P.e. juego patológico, compras compulsivas, abandono de los amigos,…).
  2. En cambio, si el número de síes es inferior a tres presentas un toquecito de tecnofobia.

Pero, no te preocupes, en el primer caso el terapeuta tendrá trabajo contigo; tu nomofobismo está bastante avanzado. En el segundo, los amigos y familiares tendrán difícil localizarte cuando salgas de casa. No olvides que el móvil bien utilizado tiene sus ventajas.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*